Trujillo es una bella ciudad con una rica Historia a sus espaldas.

Romanos y musulmanes han dejado aquí sus huellas, que pueden ser apreciadas en prácticamente todo el casco histórico. El castillo data del siglo X y es un magnífico ejemplar de la arquitectura islâmica, así como las siete puertas de acceso a la ciudad amurallada.

La fama de Trujillo se debe sobre todo al hecho de ser la cuna de Francisco Pizarro, el conquistador del Imperio Inca y fundador de la ciudad de Lima, Perú. En la Plaza Mayor se yergue la estatua ecuestre de Pizarro y el majestuoso palacio mandado construir por su familia, gracias a la riqueza traída del Nuevo Mundo.

Las fotos exponen la diversidad de monumentos, poblados por cigüeñas; y una ciudad con una mezcla de ambiente medieval y años 70.